Homeopatía

La Homeopatía es una terapia médica basada en la administración de pequeñas cantidades de sustancias extraídas del reino vegetal, mineral y animal, que se diluyen de forma específica y natural. El método de homeopatización fue creado por el padre de la homeopatía el Dr. Hahnemann.

Tal como decía Hipocrates “lo que te enferma te cura”.

Utilizando las sustancias que en altas cantidades genera una alteración orgánica, tanto física como psíquica, la homeopatía lo diluye en cantidades infinitesimales, ganando “Fuerza vital”. Llega a perder por completo el principio activo, ganando información funcional y moduladora.

La homeopatía es útil y eficaz en el tratamiento de todas las enfermedades, tanto agudas como crónicas: unas veces podrá alcanzarse la curación, otras ayudará a conseguir una mejoría importante. Frecuentemente es el tratamiento de elección, especialmente en el embarazo, el bebé, el niño, en los pacientes poli medicados, así como en los ancianos. Puede utilizarse de forma preventiva cuando existen factores de riesgo familiares y / o personales a padecer determinados tipos de enfermedades que se repiten con frecuencia. La homeopatía es una medicina limpia, fácil de utilizar y económica.

Que trato en mi consulta de Homeópata:

Cefaleas, Migrañas Afecciones respiratorias de origen bacteriano, vírico o alérgico. Afecciones del aparato digestivo: aftas, gastritis, úlceras, colitis ulcerosa, diarreas, estreñimiento, etc. Trastornos cardio-circulatorios: Hipertensión arterial, varices, úlceras, hemorroides, síndrome de Raynaud. Enfermedades reumáticas. Trastornos ginecológicos: dismenorreas, síndrome premenstrual, alteraciones del ciclo menstrual, menopausia. Cistitis tanto agudas como de repetición. Problemas prostáticos, problemas urológicos. Alteraciones dermatológicas: eccemas, urticarias, alergias solares, acné, forúnculos de repetición, herpes simple y zoster, psoriasis, verrugas. Problemas oftalmológicos. Ansiedad, angustia, estrés, depresión, insomnio. Cansancio, anemia, falta de energía.

La homeopatía se basa en tres principios:

  1. El principio de similitud: Hay un paralelismo de acción entre el poder toxicológico de una sustancia y su poder terapéutico. Toda sustancia provoca en el individuo sano y sensible un conjunto de síntomas que son característicos de la sustancia empleada. Además por experimentación sabemos que las sustancias medicamentosas son capaces de curar síntomas semejantes a los que ellas mismas pueden producir poniendo a prueba la máxima Hipocrática: “Las mismas cosas que han provocado el mal, lo curan”.
  2. Administrar pequeñas dosis de sustancias naturales: para activar las propias defensas de nuestro organismo y llegar suavemente a la mejoría o curación de las enfermedades. Las cantidades homeopáticas son extremadamente diluidas, sin efectos tóxicos, sea la sustancia que sea.
  3. Individualización del tratamiento: Toda persona enferma presenta un conjunto de síntomas característicos de su enfermedad y significativos con su constitución personal.

 

Reserva tu cita para terapia con Homeopatía:

Para reservar cita puedes hacerlo a través de e-mail a jordicondalbargos@gmail.com o por teléfono al 663 068 427.

 

Consulta otras terapias holísticas realizadas a través de sesiones individuales: